Buscar
  • LMG

¿Prótesis con fecha de caducidad?


Las prótesis mamarias: cuál es su duración


A la hora de llegar a la consulta por primera vez para someternos a una operación de aumento de pecho nos surgen mil preguntas y dudas acerca de cómo es la operación, qué talla es la adecuada, cuál es el tipo de prótesis idónea, etcétera.


Entre todas ellas nunca falta la pregunta estrella a la que todo doctor debe responder en la primera consulta y una de las que genera mayor incertidumbre:


¿Cuánto duran las prótesis? ¿Debo volver a operarme para cambiar los implantes?


Las prótesis mamarias más seguras

Los implantes mamarios no tienen una fecha de caducidad exacta. El tipo de prótesis que se utilizaba hace 10 o 15 años, en su mayoría de suero fisiológico, implicaba un paso por el quirófano cada diez años aproximadamente. Los avances tecnológicos han llevado a la creación de una nueva generación de implantes elaborados con gel de silicona cohesivo que han sustituido a las antiguas prótesis y están garantizados casi de por vida.


¿Qué implica esto en el recambio protésico?


Las nuevas prótesis han evolucionado incorporando en su estructura una envoltura multilaminar y una textura rugosa, es decir, su revestimiento es mucho más grueso y resistente. Esto permite que el roce con los tejidos mamarios no desgaste con tanta rapidez la prótesis, evitará roturas y, en caso de que éstas se produzcan, el gel permanecerá dentro de su envoltura.


Por tanto, las prótesis de gel de silicona cohesiva de textura rugosa son más firmes, más seguras y nos garantizan una mayor durabilidad. Por ello son los tipos de prótesis más utilizados en las mamoplastias de aumento.


Aun así, es recomendable pasar al menos una vez en la vida por una intervención de recambio protésico, no sólo para garantizar el buen estado del implante, sino porque a lo largo de los años interfieren otros factores que podrán condicionar la vida de los implantes tras un aumento de senos o elevación de pecho.

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo